Manual de inmersión 2.0 para profesionales de la salud

viernes, 6 de junio de 2014

¿Es fiable la información médica que ofrece Wikipedia?


Desde hace unos años, la web empieza a representar un elemento de gran relevancia en el ámbito de la salud. 
Sin ir más lejos, desde su lanzamiento en 2001, Wikipedia  se ha convertido en el sitio de referencia más popular en la red, fundamentalmente por su diseño como una wiki,  que permite a todos los usuarios la posibilidad de añadir, eliminar y editar información con gran autonomía.

Esta tremenda accesibilidad provoca una gran preocupación entre los profesionales de la salud con respecto a la fiabilidad de la información que contiene, preocupación aún mayor  al ser Wikipedia la fuente líder de información en este tema. España y EEUU ocupan el octavo y sexto lugar respectivamente de las búsquedas en Wikipedia a nivel mundial, además de ser la principal fuente de consulta de médicos y pacientes, según un estudio de IMS Health .

A esto hay que añadir los resultados del estudio que publica la revista BMJ, según los cuales, la frecuencia de las citas de Wikipedia en muchas publicaciones ha aumentado con el tiempo, citas que no se limitan a revistas con un bajo o ningún factor de impacto; sino que se han encontrado referencias en muchas revistas con factores de impacto alto.

En relación a la fiabilidad de este repositorio, en el último número de la Revista de la Asociación Americana de Osteopatía se publica un estudio sobre las 10 patologías médicas más costosas en EEUU y compara la información que ofrece Wikipedia con artículos de otras fuentes revisadas por pares.

Los resultados muestran que las informaciones encontradas en Wikipedia no se corresponden con la literatura revisada por pares, lo cual cuestiona la autoridad de esta fuente como un repositorio de referencia médica.

El estudio también presenta sus limitaciones, ya que no se valoran los errores por omisión, solo se han asignado dos evaluadores para cada artículo, no se ha utilizado ninguna referencia revisada por expertos, los revisores han sido médicos en formación y no expertos en el tema y por último, no se han tenido en cuenta las fuentes de las publicaciones revisadas por pares, lo que es una limitación importante si se tiene en cuenta que estas, a menudo, son discordantes.


Aún así, lo más recomendable sería seguir la sugerencia de Wikipedia y entender que la red no es un consultorio médico ni puede sustituir el consejo de un profesional de la salud. La gran cantidad de información que se encuentra a disposición de los usuarios puede ser una valiosa herramienta para mejorar la atención y los tratamientos, pero también puede ser una fuente de ruido comunicativo entre el profesional de la salud y el paciente. 

El autor de la fotografía que ilustra la entrada es desconocido. Fuente: @culturainquieta

2 comentarios:

Campus Sanofi dijo...

Coincidimos contigo, Gloria, en que Wikipedia se ha convertido en una fuente habitual de información sobre salud para los pacientes; sin embargo, es justamente la facilidad que ofrece esta plataforma para poder publicar contenidos la que puede ocasionar difusión de información que no es del todo fiable, lo cual es especialmente preocupante en el ámbito de la salud. No sólo los pacientes consultan Wikipedia, diversos estudios han mostrado que muchos profesionales sanitarios también la consultan; de allí que consideremos importante que los sanitarios aprendan a gestionar las Wikis para que puedan aportar información de calidad basada en la evidencia cuando lo consideren necesario. Compartimos contigo y tus lectores una infografía que elaboramos al respecto https://www.campussanofi.es/2014/05/06/infografia-compartir-contenido-en-plataformas-wiki-2/. ¡Un saludo y seguiremos atentos a tus publicaciones!

Gloria Gálvez Hernando dijo...

Campus Sanofi,gracias por vuestro comentario. Es cierto que, en general, cuando pensamos que se consultan fuentes sin rigor científico, pensamos en los paciente, lo que sorprende es darte cuenta que también lo hacen los profesionales, y lo que es peor, revistas científicas con factor de impacto. Gracias de nuevo por pasaros por el blog. Un saludo

LinkWithin